Competiciones

Medio maratón de Villa de Madrid 2014 (con los @Drinkingrunners)

By

on

Este pasado fin de semana (6 de abril) se disputaba en Madrid otra edición de la que en 2013 fue considerada mejor media maratón de España, el Medio maratón Villa de Madrid.

Desde que acabé la Maratón de Sevilla el 23 de febrero, tenía muchas ganas de correr esta carrera ya que iba a poder ver de nuevo a todos y cada uno de los miembros de los@drinkingrunners y a más compañeros y saludarlos otra vez (Alberto, Pablo –OHL-, Bernal, Pintos, Alberto fisio, Óscar, Amalia, Berta, Iri, Alma y muchos más), y también ver a varios de los “locos” que en julio estaremos corriendo los 100 kilómetros solidarios de la Intermón Oxfam Trailwalker en la sierra de Madrid (Ullé, Chema, Laura, David, Lucas…).

El  viernes por la tarde llegaba a las 17:18 puntual en el AVE a la estación de Atocha y allí estaba Emilio (@eltioemil) esperando para coger el metro hasta la Casa de Campo y recoger el dorsal en la feria del corredor.

Puntuales como los relojes suizos, entrábamos por la puerta de la Feria a las 18:10 ya que allí habíamos quedado con Alma y algún compañero más para recoger el dorsal y después tomar unas cañas (¡¡qué excusa más buena lo de recoger el dorsal para poder tomar cañas después, jaja!!).

Una vez recogido el dorsal y la bolsa del corredor (con sus correspondientes bricks de caldo Aneto -nunca falla-) con la camiseta (verde este año), tocaba hacer recorrido por los stands de la feria y en uno de ellos coincidimos con Chema Martínez (sí, el subcampeón de Europa de maratón y ahora inmerso en la aventura de los 4 Deserts) y cómo no, nos hicimos la foto de rigor (pedazo de fotógrafa que es Alma, jeje). También vimos a otra famosa que corría la carrera, Cristina Pedroche. Le deseeamos suerte y nosotros a lo nuestro, que era ir a por unas cañas y así fue. Allí que nos fuimos Lucas, Ron, Alma, Emilio y yo para hablar e intercambiar impresiones de muchas cosas y pasar un buen rato antes de despedirnos.

El sábado transcurrió muy normal. Un poco de turisteo por Madrid, que nunca viene mal, estirar las piernas andando visita a la tienda de Alma y por la noche cena con ella y Lucas por el barrio de La Latina. Risas, charlas sobre carreras. Locuras varias. Más risas. Cerveza rusa. Risas. Cerveza ucraniana y después…caipiriñas!!! (bueno, en este caso ron con cola, jajaja). Nos despedimos hasta el día siguiente, el día importante, el día de la carrera.

Y ahí está el domingo. Esta vez no toca madrugar mucho (cosa que se agradece) ya que la carrera empieza a las 9:15 (aunque hemos quedado con los Drinkingrunners a las 8:45 en el Retiro para saludarnos y hacernos fotos). Salimos de casa de Emilio y vamos trotando (son unos 2 kilómetros) tranquilamente para calentar. Llegamos bien de hora y ya vemos la cantidad inmensa de gente que está entrando al parque (al final toman la salida 20500 personas) y nos dirigimos al punto de “encuentro” donde no encontramos a ningún Drinking, menos mal que aparecen por la lejanía Óscar y Amalia que también están buscando al resto y entre todos al final nos encontramos.

El sábado transcurrió muy normal. Un poco de turisteo por Madrid, que nunca viene mal, estirar las piernas andando visita a la tienda de Alma y por la noche cena con ella y Lucas por el barrio de La Latina. Risas, charlas sobre carreras. Locuras varias. Más risas. Cerveza rusa. Risas. Cerveza ucraniana y después…caipiriñas!!! (bueno, en este caso ron con cola, jajaja). Nos despedimos hasta el día siguiente, el día importante, el día de la carrera.

Y ahí está el domingo. Esta vez no toca madrugar mucho (cosa que se agradece) ya que la carrera empieza a las 9:15 (aunque hemos quedado con los Drinkingrunners a las 8:45 en el Retiro para saludarnos y hacernos fotos). Salimos de casa de Emilio y vamos trotando (son unos 2 kilómetros) tranquilamente para calentar. Llegamos bien de hora y ya vemos la cantidad inmensa de gente que está entrando al parque (al final toman la salida 20500 personas) y nos dirigimos al punto de “encuentro” donde no encontramos a ningún Drinking, menos mal que aparecen por la lejanía Óscar y Amalia que también están buscando al resto y entre todos al final nos encontramos.

Saludos a todo el mundo y fotos de rigor antes de empezar la carrera. Fotos de los Drinking, fotos del megáfono, foto con Alma (ella lleva también su GoPro, así que la foto es doble 😉jeje), foto con Emilio y fotos en general al gran ambiente que se respira en esa zona de la salida, con el globo propio de los Drinking.

Sí, a andar porque estamos casi al final, y hasta 50 metros antes de la línea de salida no podemos correr, aunque eso es lo de menos.

Grandísima salida con todos (momento inmortalizado con la GoPro) y empezamos la carrera.

Vamos muy tranquilos, todos en grupo animando a la gente que está animando. Animando a la gente que corre, a la que anda, animándose hasta el que anima (grande Alberto Barrantes). Vamos con un ritmo muy muy tranquilo y cómodo (unos 6’/km). Emilio y yo vamos hablando tranquilamente, comentando la carrera. Veo a varias villeneras y las saludo. Los kilómetros van pasando entre gritos y ánimos, entre chistes y canciones.

Cuando llegamos al kilómetro 8 (pasamos en 48 minutos), le digo a Emilio que voy a apretar un poquito, que si quiere venir. Así que decidimos ir hacia delante con un ritmo un poco más rápido hasta Plaza de Castilla y ahí le digo que voy a tirar, que voy a ir por sensaciones y que si quiere venirse pero me dice que prefiere reservar y que va cómodo al ritmo que lleva, así que nos despedimos, nos deseamos suerte y nos emplazamos a saludarnos en la meta al llegar.

Desde aquí (poco antes del km 10) ya corro sin mirar el reloj. Simplemente me apetece disfrutar y dar todo lo que tenga dentro, sin mirar ritmos de kilómetros, sin preocuparme de la marca, correr para disfrutar. Paso el kilómetro 10 en 1 hora. Hay mucha gente, muchísima y en algunos momentos cuesta mantener un ritmo constante al tener que adelantar a tantísimos corredores. Van pasando los kilómetros y el calor va haciendo mella en muchos corredores. Personalmente, no me importa correr con calor, me adapto bien. Voy corriendo sin mirar ni en qué kilómetro estoy ni qué tiempo llevo. Sigo adelantando a mucha gente. Veo el globo de las 2h02′ y lo paso. También el de 1h57′. Vuelvo a ver a gente de Villena y nos saludamos. Sigo adelantando a gente y la meta cada vez está más cerca. Damos la vuelta al Retiro por fuera y ya veo el kiómetro 20. Ahí miro el reloj y veo que llevo algo menos de 1h40′ de carrera. Entramos en el Retiro para los últimos metros, enciendo la GoPro y grabo la llegada.

Una recta de meta muy bonita, larga, con mucho público y donde por fin, en una llegada, puedo ver a Sandra y escuchar gritar mi nombre y darme ánimos (complicado porque en las últimas ha sido imposible jeje). Sigo corriendo y con una sonrisa muy grande cruzo la meta.

El tiempo que marca el reloj de carrera es 1h55’57” (tiempo oficial) pero mi reloj me dice que son casi las 11:15 de la mañana. No sé exactamente qué tiempo he hecho pero sé que he bajado de 1h45′ (el tiempo real de la clasificación marca 1h43’33”) . Justo al cruzar la línea de meta y andar los primeros 5 metros, me encuentro a Alma y Lucas que han entrado justo al mismo tiempo que yo por la otra parte. Nos hacemos una superfoto y hablamos un momento. Sigo andando tranquilamente, viendo mucha gente “jodida” por el calor, en el suelo o pasándolo mal. Muchos sanitarios atendiendo (de las carreras que más gente fastidiada he visto) a esos corredores que lo han dado todo y un poquito más. Recibo la medalla y cojo mi botella de agua y Gatorade para hidratar un poco y al salir de la zona de llegada está Sandra esperando. Le digo que me he encontrado muy bien, sin dolores y nos quedamos allí esperando a Emilio que entra en meta con el grueso de los Drinkingrunners, que no han dejado de animar ni un sólo segundo desde que se ha dado la salida hasta que han llegado a meta.

En definitiva, gran carrera en muchos sentidos y gran ambiente el vivido a lo largo de toda la mañana en Madrid y en compañía de estos “locos que corren”.

Ya pensando en las próximas carreras y locuras porque la siguiente está cerca: 17 de mayo en Castellón, CSP 115 (118K y D+5540m).

About Rober

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.