Competiciones

La “Teoría de la pajarita”

By

on

¿La teoría de la pajarita? Sí, justo esa pregunta es la que ha resonado dentro de tu cabeza al leer el título del artículo. ¿Será una teoría famosa? ¿Estará de moda y yo no me he enterado? Preguntas que tienen fácil respuesta: NO. No es una teoría famosa y tampoco creo que (de momento) esté de moda. Es simplemente el nombre que he querido ponerle a algo tan sencillo, y al mismo tiempo tan complicado, como es SABER DISFRUTAR DEL DEPORTE.

Por definición, el deporte tiene distintas funciones y/o valores que son intrínsecos a él (algo que ya lleva dentro, sin necesidad de añadir nada desde fuera por nuestra parte). 

Una de esas funciones, y que todo el mundo que en algún momento ha practicado alguna actividad deportiva ha experimentado es la de catarsis, o disfrute. Algo muy sencillo y que según cada persona, será explicado de una u otra manera. Habrá gente que disfrute con los deportes individuales, otros con los colectivos. Hay gente que disfruta de los deportes al aire libre y otros, en cambio, son de deporte a cubierto. De todos, ¿cuál es el mejor? La respuesta es sencilla. El mejor deporte es el que nos hace disfrutar desde que empezamos a practicarlo hasta que se termina el tiempo para jugar. Así de fácil.

Y sí, cualquier persona que esté leyendo esto ahora mismo, ha pasado por todas las etapas y fases de esta “teoría”. Claro, que todavía no están explicadas y eso es lo que viene a continuación.

“El mejor deporte es el que nos hace disfrutar desde que empezamos a practicarlo hasta que se termina el tiempo para jugar.”

Todos hemos sido niños. Todos, sin excepción alguna. Todos hemos sido adolescentes. Sí, eso también, sin excepción alguna. Y todos hemos crecido y pasado la mayoría de edad (y los que no, es porque todavía siguen en la fase adolescente, así que les llegará, que no se preocupen).

Llevo todo el año viendo jugar al equipo de Erick (está en 2º de primaria) en la liga de escuelas de fútbol. Han jugado bastantes partidos y han perdido casi todos, algunos por goleada escandalosa. A pesar de esos resultados, a pesar de todos esos partidos perdidos los sábados por la mañana, hay un factor común que se ha ido sucediendo en todos y cada uno de los enfrentamientos. A los niños, les da igual el resultado. Con el pitido final se olvidan de todo. Durante el partido, lo he observado en todos los que han jugado, mientras los compañeros están en el campo, todos los que están en el banquillo están felices, alegres, jugando entre ellos, riendo. Están DISFRUTANDO. Y cuando salen al campo, igual. Siguen riendo y disfrutando. Les da hasta miedo poder pegarle a un rival y hacerle daño y en algunas jugadas hasta quitan la pierna para que no se tropiecen. 

Cuando el partido acaba y me dice: hoy hemos perdido, pero no pasa nada. Yo le pregunto: ¿pero te lo has pasado bien? Su respuesta siempre es la misma: claro. Es en ese momento cuando sobra el resultado. Sabes que han disfrutado.

En la adolescencia, tanto en secundaria, que es lo que me toca a mi como profesor de Educación Física, como fuera del colegio en los diferentes deportes federados en los que he entrenado a chavales, disfrutar es menos importante que el resultado. Solo vale ganar. Solo interesa ganar. Se olvidan ciertos valores en determinados momentos de lo que es el juego. Y te enfadas (y mucho) si no lo haces. Ganar a toda costa, a pesar de sacrificar el disfrute de la actividad.

Por último, cuando creces, vuelves a darte cuenta que lo importante es el proceso. De disfrutar con lo que haces. Ves todo con otros ojos. Con más experiencia. Menos frustración. Sabes que no depende tu día de que ganes o pierdas…, que lo que importa, es que si estás haciendo algo en tu tiempo libre, lo pases bien y lo disfrutes, porque eres tú quien ha elegido hacerlo y nadie te lo ha impuesto. Has elegido DISFRUTAR y eso es lo único que debe importar.

Y de todo esto viene el nombre de esta (mi) teoría: todo el mundo dibuja una pajarita de igual manera. Grande en los extremos (infancia y madurez) y con un nudo o estrecha en el centro (adolescencia). Disfrutando en los extremos y oprimiendo ese disfrute en la adolescencia.

Por lo tanto, juega, ríe, corre, gana, pierde, pero sobre todo: DISFRUTA.

About Rober

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.