Competiciones

Cuando lo individual se transforma en equipo

By

on

…los 4 juntos, con las manos unidas y los brazos levantados, cruzamos la línea de meta después de 10 horas y 5 minutos de carrera.

¿Cómo empezar una crónica de una carrera de 70 kilómetros? Bueno, intentaremos ser breve y hacer un resumen con lo más importante del día para que no sea demasiado tostón el contar las 10 horas de carrera.

Este pasado sábado, varios miembros del Trail Villena nos desplazábamos hasta Moratalla(Murcia) para disputar el “I The North Face Alhárabe Trail Race”, carrera que como hemos dicho, tenía una distancia de 70 kilómetros y 3600 metros de desnivel positivo (7200 metros de desnivel acumulado).

Perfil de la carrera que ha marcado el GPS

Perfil de la carrera que ha marcado el GPS

A priori, la noche de antes, hablando con Emilio en la cena y comentando el tiempo en el que podíamos estar en meta le dije que yo con hacer menos de 12 horas estaba más que contento, así que con esa intención me fui a la cama a descansar para correr a la mañana siguiente.

El despertador sonaba pronto (a las 5 concretamente). Había que desayunar algo y llegar hasta Moratalla ya que hicimos noche en Caravaca de la Cruz. Ropa puesta, bolsa preparada con todos los geles y material obligatorio para la carrera (manta térmica, frontal, cortavientos) y al coche.

Rober Martinez Menor

Llegamos a Moratalla y hace una mañana fría. El cielo está despejado y parece que vamos a pasar calor cuando salga el sol. Después de terminar de preparar la mochila para la carrera llenando las botellas de agua, ultimando los geles que íbamos a llevar y preparando el portadorsal, nos dirigimos Emilio y yo hacia la salida. Unas fotos de rigor y a pasar por el control de material y entrar al corralito. Allí nos reunimos con Pedro y José. Intercambiamos impresiones, pareceres, tiempos previstos y poco a poco llega el momento de la salida. Yo sigo pensando que hacer menos de 12 horas está bien y con esa intención es con la que voy a empezar la carrera.

7:22 de la mañana del 15 de marzo. Se da la salida y empezamos a descontar kilómetros de esos 70 que nos esperan. Vamos recorriendo el casco viejo de Moratalla en dirección a la primera subida (luego habrá que subirlo otra vez al final) del pico de Los Frailes. Hay 2 kilómetros en los que se puede correr bien, aunque la senda es estrecha, hasta que llegamos a una pista y ya se pone la cosa más hacia arriba. Ahí voy tranquilo, andando, guardando fuerzas. Me pasan José y Pedro. A Emilio ya lo había perdido en los primeros kilómetros. La intención es disfrutar de la carrera, aunque en estos momentos, la subida es bastante dura y se pega mucho a las piernas. Llegamos arriba y empieza una bajada no demasiado técnica. Se puede correr algo en ella y vamos hacia el primer avituallamiento (km. 12 aproximadamente) en Los Álamos. Agua, un gel y a empezar una subida corta.

DCIM100GOPRO

Con Ángel Alberto bajando el pico de Los Frailes

Las piernas van mejor (ya llevamos casi 2 horas de carrera), no están tan pesadas como en la primera subida y en la bajada del segundo pico empiezo a correr más suelto. En el kilómetro 14-15 me pasa Jorge, que en esos momentos iba 4º clasificado de la Sky Maratón (al final terminaría 3º, grandísimo resultado), y decido ir un poco más rápido en la bajada. Legamos al paso de La Escalera. Paso con cuerdas bastante bonito y subimos el pico del mismo nombre. Ya estamos en el segundo avituallamiento, en el km. 23 aproximadamente. Casualidades de las carreras, coincido con un corredor que es de Onil (al que luego ya no veré hasta pasarlo a falta de 400 para la meta) y nos saludamos.

Ahora es zona donde se puede correr, pista que es ancha y permite ir a un ritmo “cómodo” descontando kilómetros. Pasamos un riachuelo y ahí hago la tontería del día. Por no pasarlo rápido pisando lo mínimo con un pie, intento cruzarlo por las piedras para no mojarme…y ¡zas!, resbalón y entero dentro. Solamente pienso en que se seque rápido, que quedan 45 kilómetros y se pueden hacer muy duros si sale alguna ampolla en la planta por llevar mojados los calcetines.

Llegamos al kilómetro 26 y ahí se desvía la carrera. Los de la Sky Maratón a la derecha y los de la Ultra a la izquierda. Son las 11:10 y tengo cobertura, así que nada más empezar la subida, toca una llamada a la radio para hacer el espacio de Tiempo de Deportes en directo en MQR. Resumen de cómo va la carrera y conexión correcta. Seguimos subiendo Las Lomas (km. 28 aprox) para después tener una zona de bajada tendida y pista ancha donde se puede trotar hasta el siguiente avituallamiento, el tercero, situado en Collado Quintero. Hasta ese momento de la carrera, había ido sólo, controlando el ritmo, sin preocuparme prácticamente de mirar el reloj y el tiempo que llevaba, guardando fuerzas porque todavía quedaba más de la mitad de la carrera.

Legando al avituallamiento, me gritan. Son Emilio, Pedro y José que están saliendo de él. Les digo que vayan tirando que ya los pillaré en la subida. Bebo, como y sigo mi camino. La subida es larga, en dirección hacia La Muela. Los pillo sobre el km. 36 y desde ahí hasta el final, fuimos los 4 juntos.

Llegando al Pico de La Muela

Llegando al Pico de La Muela

Pasamos el control del pico de La Muela (km. 38) y comenzamos el largo descenso del pico. Son unos 12 kilómetros entre descenso y llaneo. Vamos los 4 a buen ritmo, hablando, comentando la carrera. Ya se va notando que el sol empieza a calentar y el calor se hace más intenso a medida que vamos acumulando kilómetros en las piernas. Casi sin darnos cuenta (bueno, es una manera de hablar cuando llevas más de 7 horas en las piernas) estamos a 15 kilómetros de la meta. Nos queda la segunda subida al pico de Los Frailes y ya será todo hacia abajo hasta la meta…aunque con alguna sorpresa en esa parte del recorrido.

Empezamos una subida muy pronunciada de algo más de un kilómetro que nos lleva hasta el avituallamiento de Los Asares (km. 59 de carrera) donde una chica muy “amable” nos dice que lo peor ya ha pasado, que esa subida que acabamos de hacer era la más dura que quedaba (¿seguro?). Ahora sólo teníamos un tramo largo de pista ancha y subida tendida…hasta que llega el kilómetro 61 y el recorrido de la carrera nos saca de la pista hacia una senda que no tiene fin y te hace ir casi poniendo las manos en el suelo. Son 2 kilómetros durísimos. Legamos arriba y ya solamente nos quedan 6-7 kilómetros a meta y es “casi” todo hacia abajo.

Vistas en la última bajada (km. 63)

Vistas en la última bajada (km. 63)

Pasamos por el último avituallamiento, bebemos algo de agua y seguimos los 4 hacia abajo. Bajada, bajada y más bajada con un repecho corto que a esas alturas se nos hace más duro casi que la subida anterior. Seguimos bajando y llegamos hasta la carretera. Estamos ya entrando en Moratalla. Último kilómetro sobre el asfalto de camino a meta. Llevamos poco más de 10 horas y casi 70 kilómetros en las piernas, pero todavía nos queda algo de fuerza para encarar los últimos metros con un ritmo alegre, para acabar con buen sabor de boca.

Entramos en la zona vallada, vemos ya el polideportivo. Giro a la izquierda, subida cortita, giro a la derecha y encaramos los últimos 50 metros…

Hemos llegado. Mucho más entero de lo que creía la noche de antes que iba a llegar. Sí, esa noche de antes cuando hablando con Emilio le decía que mi objetivo era hacer 12 horas o algo menos. Ese objetivo que he rebajado en casi 2 horas gracias a los 3 grandes compañeros del club Trail Villena con los que he compartido más de 5 horas de carrera y que para mí, ha sido un auténtico placer y una gozada entrar en meta con ellos.

Ahora toca recuperar y encarar la última parte de la preparación de cara a ese objetivo que tenemos en mayo. Esos 118 kilómetros de la CSP 115 que ahora veo mucho más cerca y mucho más factible.

¡A por todas!

*Todo es mental*

About Rober

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.