Competiciones

Corriendo (y disfrutando) bajo la lluvia

By

on

Después de la última media maratón que corrí (con más dolores que otra cosa) el 10 de noviembre en Petrer, mi cuerpo (bueno, mi rodilla izquierda y mi tendón de aquiles derecho) me dijeron basta.

He tenido que estar parado desde entonces, esperando a que los dolores de rodilla y rampazos en el tendón fueran remitiendo. 50 días parado para alguien que no sabe estar enfermo son demasiados, pero creo que ha merecido la pena.

Empecé a entrenar suave la última semana de diciembre, saliendo muy tranquilo un par de días 7-8 kilómetros y viendo que los dolores (aparentemente) ya no estaban.

Con apenas 2 días de entrenamiento y 15 kms en las piernas, después de 50 días parado y un cólico nefrítico el 19 de diciembre, me disponía a correr-rodar la primera carrera del año, la San Silvestre Villenera el pasado 4 de enero. Fui a probar porque sabía que no tenía entrenamiento en las piernas y había dudas de cómo iban a responder, pero me asombré porque aguantaron decentemente hasta el final.

3 días después de la San Silvestre…repetimos cólico nefrítico y a estar parado otra semana más (llegamos al 13 de enero, semana previa a la Media Maratón de Santa Pola).

Esta semana, ya por fin sin ningún tipo de dolor pude entrenar 3 días. El martes 7K muy suaves. El jueves, en compañía de un crack como Iván Samper, hice 6×800 y la verdad que las piernas respondieron perfectamente y me encontré muy bien. Y para acabar la semana de entrenamientos antes de la media maratón, el viernes hice 7’5K, por sensaciones, muy tranquilo pero apretando fuerte 1K (3’24”) para poner a prueba a mis piernas y ver si iban a aguantar el domingo como esperaba que lo hicieran.

Ya no tenía dudas. Sabía que mis piernas, aunque con pocos kilómetros y sin poder exigirles una grandísima marca, me iban a llevar hasta la meta de manera muy correcta el domingo en la carrera…y así ha sido.

Las previsiones eran de lluvia y no se equivocaron nada, o acertaron al 100%. Justo a las 10:29 de la mañana, 1 minuto antes de la salida, empezaba a llover de forma tímida.

10:30. Se da la salida. Empezamos juntos Charly, Pepito y yo con la intención de ir a 4’/km y no acelerarnos demasiado para poder aguantar bien. Llegan los primeros kilómetros. Pasamos el 1, el 2, el 3, el 4 y conseguimos estabilizar ese ritmo de 4’/km que queríamos. Seguimos los 3 juntos hasta el primer avituallamiento, en el kilómetro 5, y ahí yo sigo al ritmo de 4’/km.

Cada vez empiezo a encontrarme mejor y me he dado cuenta que ellos ya no están justo detrás de mi, pero me veo con fuerzas y sigo hacia delante. Mis piernas van calentando y parece que no les faltan fuerzas y tienen ganas de correr.

Pasan los kilómetros, llega el 10 (40’28”); acabamos el paseo y giramos para encarar el 11. Sigo sin mirar hacia detrás. Llegamos al 12 y paso en 48′ justos. Me digo a mí mismo: “sigue hacia delante que si revientas, estés lo más cerca de la meta posible”. Ya veo el 13 y me doy cuenta que voy por debajo de 4’/km. Empiezo a adelantar a corredores. O yo voy bien o ellos no van tan bien, pero eso me da todavía más fuerzas para seguir apretando los dientes.

Llegamos a la zona más “dura”. La recta del 16 al 18. Veo que mi ritmo se mantiene, que no me adelantan demasiados y yo voy recortando distancia a los que tengo delante. Llegamos ya al paseo, km 19. Seba está allí para dar ánimos. Voy apretando más y sé que voy a acabar fuerte. Miro el crono y me doy cuenta que puedo bajar de 1h24′, así que los últimos 500 metros los hago a tope (en ese momento a tope es 3’40″/km jajaja) y encaro la recta de meta. No quito la vista del crono. Quedan 200 metros y veo que está 1h23’…así que lo doy todo y entro con una sonrisa enorme en meta: 1h23’52”.

Muy contento por cómo he corrido. Muy contento con las sensaciones que he tenido durante toda la carrera. Corriendo de menos a más, sin tirones y apretando cuando había que hacerlo. Sin mirar una sola vez hacia detrás para ver lo que venía…o si me iban a adelantar muchos. Solo corriendo y sin pensar en nada más.

Aquí quedan los datos de la carrera:

Tiempo oficial: 1h24’02”

Tiempo real: 1h23’52” (3’59″/km)

PARCIALES:

1er 5000: 20’21”

2º 5000: 20’07” (10K en 40’28”)

3er 5000: 19’38” (15K en 1h00’06”)

15-Meta (6097m): 23’46” (1h23’52”)

Track: http://www.movescount.com/moves/move24401167

Ahora a pensar en el próximo domingo y en las próximas carreras. Ojalá pueda correr todo este 2014 igual de cómodo y sin dolores como lo hice ayer en Santa Pola.

About Rober

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.